lunes, 6 de agosto de 2012

Las criadas

(publicada en Geoteatral)

El clásico de Jean Genet llega al circuito oficial del Complejo Teatral de Buenos Aires (en producción asociada con Bultrach y Kompel) con toda la carga transgresiva del autor de una vida atribulada y comprometida, que supo consustanciar con su obra. La historia de Solange y Clara, las criadas que confabulan y traman el asesinato de su cruel Señora, déspota sensual y raíz de su miseria; mientras sin cesar juegan el peligroso juego de transformarse en ella, asumir su rol, usurpar fugazmente la vida que no les corresponde.
Ciro Zorzoli eleva la apuesta: sobre una obra que ya desde el texto se propone mostrar los mecanismos de la representación y de la mímesis, tentando expectativas equívocas sobre el espectador y manteniéndolo en constante vilo, el director asciende un escalón más al construir un encuadre meta-teatral en donde lo que vemos lo vemos en su calidad de representación escénica. Este procedimiento lo habíamos disfrutado en su producción anterior, Estado de ira (montaje sobre textos de Hedda Gabler, de Ibsen), pero a diferencia de aquélla, donde dicho encuadre consiste en el relato de una compañía de teatro en proceso de ensayos, aquí no hay, por fuera del texto base de Genet, relato anecdótico alguno, sino la sugestiva presencia del teatro en sí mismo, visibilizado como tal
.

Cliff (Acantilado)

(publicada en Geoteatral)

Sobre una pantalla a foro se proyectan imágenes en blanco y negro, un rostro de otro tiempo y otro lugar. Al centro una silla, una mesa con pocas cosas; un whisky, una cámara, un libreto; indicios. Alguien se asoma, emerge de los fondos de la sala…
¡Cómo puedo no ser Montgomery Clift!, se pregunta el hombre de pie frente a la platea, a poco de comenzar el espectáculo. Pregunta que parece ser la premisa en base a la cual la obra despliega una indagación sobre los límites y el valor de la identidad, a partir del doloroso tránsito de su protagonista. El texto de Alberto Conejero retoma la biografía real de la estrella de Hollywood Montgomery Clift (galán cinematográfico, compañero de ruta de artistas como Marlon Brando y Elizabeth Taylor, que a su vez son personajes convocados por “Monty” en el transcurso de la obra) para condensar en forma bella y cuidadosa sus últimos diez años de vida, a partir del cruento accidente de auto que lo dejó marcado física y emocionalmente. Un accidente que lo llevaría a replantearse su vínculo con la industria del cine de oro norteamericano y la permanente presión que esta industria ejercía sobre su vida personal y su propia vocación artística y actoral
.